jueves, 23 de noviembre de 2017

Ruptura de un Sector de la Barrera de Hielo Larsen C.

13/07/17 | El Servicio de Hidrografía Naval, a través del Departamento de Meteorología, realiza el seguimiento de los témpanos que derivan en el océano Atlántico Sur y los mares de Weddell y Bellingshausen en la Antártida. Esta información es publicada en Cartas de Témpanos a través de su sitio de internet (http://www.hidro.gob.ar/Smara/glacio/sglaciologica.asp) y por medio de los Radioavisos Náuticos en el sector de la NAVAREA VI de responsabilidad nacional.
Comparación Temporal Extensión Fracturada Larsen C.
Comparación Temporal Extensión Fracturada Larsen C.

Por tal motivo, se mantiene una estricta vigilancia sobre los sectores antárticos que puedan generar el desprendimiento de hielo de origen terrestre hacia el mar y convertirse de esta manera en témpanos a la deriva.

En las últimas horas se produjo la ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C, luego de un proceso denominado calving de varios años. El último evento similar había ocurrido en el año 2002 con la fractura de Larsen B y la generación de cientos de témpanos de diferentes tamaños.

A principios de este año se había detectado un rápido incremento en la velocidad de fractura pero luego pasó a ralentizarse, llegando a la inactividad para el mes de mayo. Nuevamente en junio se reactivó el proceso dando como resultado la pérdida de un 10% de la barrera Larsen C, generando un témpano de 178 km de largo por 55 km de ancho, y una superficie aproximada de 6500 km2.

A través de sensores de satélites de órbita polar se ha podido determinar que el mencionado témpano (pendiente de asignación de nombre por parte del Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos) posee un espesor promedio de entre 200 y 300 metros, aunque podría ser mayor en algunos sectores. La sección que puede observarse fuera del agua tiene una altura de unos 30 metros.

La región de la Antártida donde se produjo esta fractura es en el oeste del mar de Weddell, contiguo a la península Antártica. Al ser una zona cubierta de manera casi permanente por hielo marino, prácticamente no existen sondajes que permitan conocer la profundidad del mar. Sólo algunas mediciones aisladas aportan datos de profundidades entre 300 y 400 metros.

Es importante tener en cuenta que el desprendimiento de la barrera Larsen C ocurre en una época del año donde el mar de Weddell se encuentra con máximo de concentración de hielo marino por lo que su desplazamiento se ve dificultado. El sentido de circulación de las corrientes marinas en esta región permite predecir una deriva futura hacia el norte y luego nornordeste.

A partir del análisis de la información disponible y con sondajes de mejor definición hacia el norte del mar de Weddell, puede determinarse que el témpano recientemente generado no tendrá una deriva significativa y posiblemente quede varado con poco desplazamiento, hasta que por efecto de temperatura, viento y corrientes comience su derretimiento.

Carta de Borde de Hielo Marino (10/07/2017).
Carta de Borde de Hielo Marino (10/07/2017).
Imagen del Satélite SUOMI NPP (12/07/2017).
Imagen del Satélite SUOMI NPP (12/07/2017).