jueves, 23 de noviembre de 2017

El segundo intercalar: el próximo 31 de diciembre se agregará un segundo más.

23/12/08 | Desde la más remota antigüedad, la determinación y medida del tiempo ha sido un problema astronómico. La sucesión de los días y las noches, de las estaciones del año, de las fases de la Luna y de otros fenómenos astronómicos similares, basados en los movimientos relativos de los astros, han constituido la base empírica para la medida del tiempo.
En particular, el movimiento continuo de la rotación de la Tierra constituye la base para la introducción de escalas de tiempo, llamadas rotacionales. Es decir, el Tiempo Rotacional es en general, el tiempo astronómico determinado a partir de la rotación terrestre. El Tiempo Universal (UT), es la designación general de las escalas de tiempo basadas en la rotación de la Tierra.

La escala de tiempo internacional es el Tiempo Atómico Internacional (TAI) cuya unidad fundamental es el segundo atómico, adoptado como unidad de tiempo físico del Sistema Internacional de Unidades. El segundo atómico está definido en base a las propiedades cuánticas del átomo de cesio 133, siendo una escala de tiempo uniforme debido a su gran estabilidad.

Desde 1972 se adopta como referencia de tiempo la escala de Tiempo Universal Coordinado (UTC), erróneamente llamado Tiempo Medio de Greenwich (GMT) por algunas agencias internacionales de noticias y organismos. UTC es la base legal de las horas oficiales de todos los países, y por lo tanto, de todas las actividades del ser humano.

La velocidad de rotación de la Tierra sobre su eje no es uniforme, se hace más lenta por las acciones de la Luna, del Sol y por las interacciones del interior del planeta (núcleo, manto, corteza), con la atmósfera y los océanos. Esto provoca que el UT no sea uniforme a consecuencia de la desaceleración de la rotación terrestre y un día rotacional dura cada vez más. A fin de evitar que el UT y UTC se alejen uno de otro, la comunidad científica impuso que UTC no se apartara de la rotación de la Tierra en más de 0.9 segundos, en caso contrario se agrega a UTC un segundo a mitad y/o a fin de año.

Existen dos organismos que determinan la hora a nivel mundial: el Bureau International des Poids et Mesures (BIPM) y el International Earth Rotation and Reference Systems Service (IERS), ambos con sede en Francia. El BIPM controla con relojes atómicos diseminados por todo el globo la duración exacta del segundo. El IERS monitorea la rotación de la Tierra y determinar cuándo es necesario un segundo intercalar. Su determinación se anuncia en el Boletín C de la IERS, normalmente publicado cada seis meses.

El Observatorio Naval Buenos Aires será el encargado de agregar el segundo intercalar a la Hora Oficial Argentina el 31 de diciembre de 2008 a las 21 horas 59 minutos 59 segundos hora del Este, simultáneamente a las 20 horas 59 minutos 59 segundos hora del Oeste.

Fechas en que se han realizado los agregados de un segundo en la Hora Oficial Argentina a las 24 hs de UTC.

31-12-1987
31-12-1989
31-12-1990
31-12-1991
30-06-1993
30-06-1994
31-12-1995
30-06-1997
31-12-2005
31-12-2008.