domingo, 19 de noviembre de 2017

57° Aniversario de la creación del Departamento Oceanografía.

15/09/10 | El 16 de Septiembre celebramos el 57 aniversario de la creación del Departamento Oceanografía. Como ya resulta habitual, es uno de nuestros momentos de reflexión, cuando recordamos que la oceanografía siempre fue uno de los pilares de la actividad de este Servicio pero recordamos, a su vez, que el concepto con el que se la encaraba hace 130 años era de un carácter utilitario, en una época en la que algunos aún hablaban de "filosofía natural" y a pocos años vista de la primer campaña oceanográfica global a bordo del HMS Challenger (1873-1876).
Foto:
Los tiempos fueron cambiando, así como la tecnología y la visión de nuestra profesión como disciplina científica.

La decisión de crear el departamento tiene que ser necesariamente situada en su contexto. En el marco de la institucionalización de la ciencia y la tecnología a nivel nacional y mundial, 1953 nos pone a pocos años después de Bernardo Houssay y sus discursos sobre la importancia de la investigación científica la ciencia básica, la ciencia aplicada y la tecnología y cerca de un documento clásico como “Ciencia, La frontera sin fin” de Vannevar Bush. Recién unos años más tarde tendrían lugar el Año Geofísico Internacional, la creación del CONICET y de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental que cumple este año su primer cincuentenario.

Los sucesivos avances tecnológicos crearon nuevos paradigmas. En este lapso nos fuimos adaptando desde un ejercicio de la disciplina que requería salir al campo por períodos prolongados, a nuevo instrumental que acortaba los tiempos en estación a la vez que incrementaba notoriamente la calidad y cantidad de datos colectados. Más tarde sobrevinieron los sistemas autónomos que ya nos permiten acceso a los datos en tiempo real o cuasi-real desde la cubiertas virtuales de gabinetes, laboratorios y oficinas.

La frase “Dimidium facti qui coepit habet: sapere aude” acuñada por Quinto Horacio Flacco (Horacio) en el siglo I a.C. tiene muchas traducciones pero, en el contexto de la carta en que fue encontrada se puede entender como “tener el valor de usar la habilidad para pensar”.

Así como Odiseo tuvo que enfrentar a Escila y Caribdis, nosotros tenemos nuestros propios desafíos y a pesar de las eventuales Circe que indiquen "Empuja rápidamente tu nave junto al escollo de Escila, ya que es mejor perder a seis de tus hombres que toda tu nave." hoy no dejamos a nadie, sino que nos dedicamos a continuar avanzando hacia nuestras metas y objetivos como una comunidad o, más bien, como una familia. A todos los que la conforman … “Feliz Día”.