domingo, 19 de noviembre de 2017

Campaña Antártica: El buque Oceanográfico A.R.A. “Puerto Deseado” ya opera en la Antártida

24/01/14 | A una semana de su zarpada, el buque oceanográfico A.R.A. “Puerto Deseado” continúa la derrota establecida para la primera etapa de la campaña científica que incluye diversas estaciones de investigación, algunas de las cuales no han sido exploradas en anteriores campañas.

Con una velocidad promedio de 9 nudos navegó por aguas del pasaje Drake donde se realizaron los primeros estudios de investigación
Foto:

Los becarios, investigadores y personal de apoyo del CONICET (18 hombres y 7 mujeres), comenzaron sus trabajos el pasado sábado, vinculados a la diversidad, abundancia, distribución y ciclos de vida de organismos antárticos.

Un total de 9 proyectos, que fueron seleccionados por una comisión de actividades oceanográficas del CONICET, se llevarán a cabo durante esta etapa en aguas del Drake, Isla Elefante, Islas Shetland del Sur, Península Trinidad, Mar del Bellingshausen, Archipiélago de Melchior y San Martín.

Algunos de los estudios del personal científico refieren a la Taxonomía de los peces antárticos (clasificación de animales y vegetales según características comunes); biología y reproducción de equinodermos --tales como las estrellas de mar--; empleo de radioisótopos como trazadores oceanográficos; espermatogénesis y morfología de la glándula digestiva de gasterópodos de la Antártida; y contaminantes volátiles y persistentes en el ambiente, entre otros.

Pasaje Drake: primera área de muestreo

El buque Oceanográfico A.R.A. “Puerto Deseado” detuvo su derrotero en aguas del Pasaje Drake --a 240 millas al noroeste de Isla Elefante-- para dar inicio al primer estudio vinculado al empleo de radioisótopos como trazadores oceanográficos, proyecto a cargo del doctor Agustín Negri y Marta Sierra, investigadora del Instituto Antártico Argentino (IAA).

Con una temperatura que rondaba los 7°, personal militar y científico alistaron los equipos para recolectar las muestras necesarias. Mientras sobre la banda de estribor se desarrollaban las maniobras para sumergir botellas de recolección de agua de 10 litros, en el gabinete biológico llevaban los registros de profundidad y el perfil vertical de la salinidad y temperatura del agua.

La primera muestra se tomó a 3500 mts. de profundidad, en tanto una segunda fue a los 700 mts y la última a 400 mts. Esta operación, que se realizó en dos oportunidades por cada nivel, le demandó al personal del “Puerto Deseado” unas 10 horas de trabajo ininterrumpido.

El objetivo de esta investigación es establecer en determinadas masas de agua la concentración de radioisótopos de yodo, uranio y tritio para poder utilizarla como trazadores de masas de agua. “Empleando un instrumento que permite tomar la conductividad, temperatura y profundidad del agua (CTD), se toman valores a lo largo de la columna de agua para registrar la temperatura y salinidad y, utilizando unas botellas que se cierran automáticamente a la profundidad que se les indica, se procura tomar las muestras de agua para medir la concentración de los radioisótopos”, explicó la investigadora Marta Sierra.

Dicho proyecto tiene como áreas de estudios estaciones en el Pasaje Drake, otras áreas a lo largo del oeste de la península antártica y también en el Mar de la Flota.

Foto 2:
Foto 3: