viernes, 17 de noviembre de 2017

Buque Oceanográfico ARA Puerto Deseado Campaña SAMOC.

21/10/14 | El Buque Oceanográfico ARA Puerto Deseado, regresó el pasado jueves 16 de octubre a su apostadero habitual en la Base Naval Mar del Plata, luego de 13 días de operaciones y 1.800 millas navegadas; finalizando así la décima Campaña SAMOC (South Atlantic Meridional Overturning Circulation).
Buque Oceanográfico A.R.A. "Puerto Deseado"
Foto:

Esta actividad multidisciplinaria se encuentra enmarcada dentro de un sistema de observación de la circulación meridional para el Atlántico Sur así como su componente de intercambio con otros océanos. El mismo permite encarar los interrogantes y desafíos planteados en documentos y recomendaciones de la comunidad científica internacional tanto para la región en estudio como su influencia en escala global.

Los datos registrados en esta oportunidad permitirán, al ser comparados con los obtenidos en campañas anteriores y los propios de otras regiones del Atlántico, detectar cambios en las corrientes que regulan el clima, desarrollar una mejor comprensión de las causas del cambio climático y lo que podría suceder en el futuro.

En esta expedición se realizó la telemetría de datos (interrogación acústica) de siete ecosondas equipadas con sensores de presión que están en el fondo a profundidades de 4.000 metros. Tres de estas ecosondas cuentan adicionalmente con un correntómetro, lo que permite registrar la dirección e intensidad de las corrientes en la columna de agua. Para alcanzar una mejor caracterización de la región, en cada uno de los siete sitios se efectuaron mediciones continuas de salinidad, temperatura y parámetros ambientales mediante un perfilador CTD Seabird 911plus.

Los perfiles verticales de CTD se llevaron a cabo conjuntamente con la toma de muestras de agua a distintas profundidades para la determinación de oxígeno disuelto, salinidad, nutrientes, carbono total, alcalinidad, clorofila y fluorescencia, de forma de estudiar las condiciones y procesos que tienen lugar en esta zona, desde la superficie hasta las cercanías del lecho marino.

Durante las estaciones de CTD, algunas de las cuales exigieron tener al buque durante 8 horas en una misma posición estacionaria, se realizaron mediciones de corrientes en tiempo real y a distintos niveles empleando un perfilador acústico doppler (LADCP) instalado en la unidad sumergible.

Complementando las tareas observacionales, se utilizó un muestreador especial para colectar muestras de agua superficial para las determinaciones de nutrientes inorgánicos y orgánicos, mientras que se utilizó un termosalinógrafo para registrar la temperatura y salinidad del agua superficial a lo largo de toda la derrota del buque.

En esta décima edición de SAMOC se contó con la participación del Ministerio de Defensa, la Armada Argentina, científicos y técnicos del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), científicos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), de la Universidade Federal do Rio Grande (FURG) y veedores de la Diretoria de Hidrografía e Navegaçâo de la República Federativa de Brasil (DHN).

Luego de un nuevo recambio de personal y material científico; y tras un breve periodo de alistamiento, esta plataforma única en la argentina para estudios científicos, pondrá proa nuevamente al océano, pero esta vez hacia aguas más frías, con la finalidad de continuar los estudios en el Área Marina Protegida Namuncurá – Banco Burdwood (ubicada al sur de las Islas Malvinas) y sus adyacencias.

Roseta SEA BIRD de 12 botellas Niskin, CTD y correntómetro.
Foto 2:
Foto 3: