jueves, 23 de noviembre de 2017

Visitas Públicas a Faros del Servicio de Hidrografía Naval.

13/01/15 | En la temporada estival se podrá visitar los predios de varios faros de nuestro Litoral Marítimo.
Faro Recalada Bahía Blanca. Monte Hermoso.
Foto:

En la actualidad, y a pesar de los grandes adelantos tecnológicos en materia de ayudas a la navegación, nadie puede dudar de la importante tarea vigente que cumplen los faros como guía para los navegantes.

Como es costumbre en cada temporada estival, los faros son visitados por numerosos turistas y lugareños.

Este año podrán ser visitados los predios de los siguientes faros de nuestro litoral marítimo:

  • Provincia de Buenos Aires:
    Faro Punta Médanos, Faro Querandí, Faro Punta Mogotes, Faro Quequén, Faro Claromecó, Faro Recalada a Bahía Blanca, Faro El Rincón, Faro Segunda Barranca.
  • Provincia de Río Negro: Faro Río Negro.
  • Provincia de Chubut: Faro Punta Delgada.
  • Provincia de Santa Cruz: Faro Cabo Blanco, Faro Cabo Vírgenes.

Las visitas podrán ser efectuadas los días viernes, sábados y domingos de 9 a 12 hs. y de 14 a 19 hs..

Estos faros, pertenecen al Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente del Ministerio de Defensa, y más allá de su función primaria, permiten una interacción permanente de diversa índole con la sociedad y se constituyen en puntos de atracción para actividades científicas, educativas, recreativas y deportivas de la comunidad en general.

Los visitantes contaran con el apoyo del personal de Suboficiales del Departamento Balizamiento del SHN, que prestan servicios en los citados faros. Durante las visitas, y en virtud de las explicaciones que recibirán, el público podrá remontarse a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, al escuchar las diversas historias de los lugares, las anécdotas y los recuerdos de la época vividos en relación a estas estructuras de apoyo a la navegación y los hombres que las mantienen permanentemente en servicio.

Los faros, protectores infalibles, marcan inalterablemente con sus destellos el camino propicio que deben seguir los navegantes inmersos en la oscuridad del océano. Fieles a la orden que les impone encenderse exactamente quince minutos después de ponerse el sol, todos los faros de nuestras costas brillan y ya no se apagarán hasta un cuarto de hora antes de que el astro vuelva a asomar por oriente.

Preservan buques y vidas y guían al navegante proporcionándole una derrota segura indicando bajos, veriles, direcciones de canales o el rumbo que convenga navegar.

Faro Río Negro
Foto 2:
Visitas al Faro Cabo Vírgenes extremo Sur, Pcia. Santa Cruz
Foto 3: