sábado, 25 de marzo de 2017

Conceptos Relacionados con la Luna.

Movimiento Diurno de los Astros.

La salida y puesta de los astros es la manera en que percibimos la rotación de la Tierra todos aquellos que nos encontramos sobre su superficie. Vemos que todos los objetos celestes aparecen sobre el horizonte por la dirección Este y se ocultan por la dirección Oeste, mientras que nuestro planeta rota alrededor de un eje que pasa por sus polos con un período de 24hs en dirección Oeste-Este.

Además de saber en qué instante sale y/o se pone la Luna, es necesario conocer la dirección en el horizonte en la que sucede el evento, representada por el azimut de salida y/o puesta, ángulo medido sobre el Horizonte, desde el Norte hacia el Este, hasta la vertical al astro, y varía de 0° a 360°.

Después de su salida, cualquier astro va aumentando gradualmente su altura hasta alcanzar el valor máximo en el instante de cruzar el meridiano del lugar, conocido como tránsito o culminación superior. Dicho meridiano es la proyección en la esfera celeste del meridiano geográfico del observador, y su intersección con el Horizonte determina los puntos cardinales Norte y Sur. Para los habitantes del Hemisferio Sur, el tránsito de todos los objetos celestes es en la dirección Norte, para los del Hemisferio Norte es en la dirección Sur. Posteriormente, el astro va disminuyendo gradualmente su altura hasta su puesta. Salida, tránsito y puesta forman parte del movimiento diurno del astro.

Movimiento de la Luna.

La Luna, único satélite natural de la Tierra, rota alrededor de su eje en aproximadamente 27.32 días (mes sidéreo) y se traslada alrededor de la Tierra en el mismo intervalo de tiempo, de ahí que siempre nos muestra la misma cara. Además, nuestro satélite completa una revolución relativa al Sol en aproximadamente 29.53 días (mes sinódico), período en el cual comienzan a repetirse las fases lunares.

Los instantes de salida, tránsito y puesta del Sol y de la Luna están relacionados con las fases de la última. La Luna se traslada alrededor de la Tierra en 27.32 días, aproximadamente, en sentido directo, lo que corresponde a un movimiento en el cielo de 13° por día, en dirección Este. Como el Sol se mueve 1° por día hacia el Este, la Luna atrasa diariamente su salida respecto a la del Sol 50 minutos, aproximadamente.

Cuando ocurre la Luna Nueva, el ángulo entre las direcciones Tierra-Luna y Tierra-Sol es 0°, en esta configuración se dice que la Luna está en conjunción. El Sol y la Luna salen, cruzan el meridiano del lugar y se ponen al mismo tiempo, por eso la Luna no es visible. El día siguiente, la Luna sale y se pone 50 minutos más tarde que el Sol, y así sucesivamente, de manera que podemos observarla a baja altura como una lúnula después de la puesta del Sol.

Siete días más tarde, aproximadamente, ocurre la fase Cuarto Creciente, el ángulo entre las direcciones Tierra-Luna y Tierra-Sol es 90°, la Luna está en cuadratura y la mitad de su disco está iluminado. La Luna sale cuando el Sol se encuentra en tránsito, y se pone a medianoche, y es visible en horas de la tarde, hacia el Este.

Siete días más tarde, aproximadamente, el ángulo entre las direcciones Tierra-Luna y Tierra-Sol es 180°, la Luna está en oposición y ocurre la Luna Llena. Toda la cara lunar visible desde la Tierra está iluminada. La Luna sale cuando el Sol se pone y es visible durante toda la noche.

Siete días después, aproximadamente, ocurre el Cuarto Menguante, el ángulo entre las direcciones Tierra-Sol y Tierra-Luna es 270°. La Luna está en cuadratura y la mitad de su disco está iluminado. El Sol sale cuando la Luna está en tránsito, resultando ésta visible durante la mañana hacia el Oeste.

Siete días más tarde ocurre nuevamente la Luna Nueva y se completa el período sinódico. Durante este tiempo ocurre que hay un día próximo al Cuarto Menguante en que la Luna no sale, otro día próximo a Luna Llena en que no hay tránsito y otro día próximo a Cuarto Creciente en que la Luna no se pone.

Fases de la Luna.

Las fases de la Luna son las diversas formas en que la cara lunar que mira a la Tierra es iluminada por el Sol. Este fenómeno, fácilmente observable en cualquier lugar del planeta, se repite cada 29.5 días aproximadamente, llamado período sinódico.

Las cuatro fases más importantes son Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante, que corresponden a los instantes precisos en que las direcciones Tierra-Luna y Tierra-Sol forman un ángulo de 0°, 90°, 180° y 270° respectivamente. Por esto, estas fases no tienen una duración de un cierto número de días como se cree erróneamente, por el contrario, ocurren en un instante de tiempo dado en esta página.

Las fases de la Luna se repiten para los mismos días del año al cabo de 19 años, llamado ciclo de Metón, si bien puede suceder que exista una diferencia de 1 ó 2 días, dependiendo del número de años bisiestos en el período y de las perturbaciones sobre la Luna.

Usualmente la escala de tiempo para expresar estos instantes es el Tiempo Universal UT, la que se aproxima al movimiento diurno del Sol - que depende principalmente de la rotación de la Tierra- y se la define como el tiempo civil en Greenwich. Pero la escala de tiempo que llevamos en nuestros relojes es el Tiempo Universal Coordinado UTC, cuya unidad es el segundo atómico y no se aparta de la rotación terrestre en más de 0.9 segundos, además es la base legal de las horas oficiales de los países. La Hora Oficial Argentina se calcula restando a UTC el huso horario adoptado (por encontrarnos al oeste del meridiano de Greenwich). Al nivel de precisión de los datos de los instantes de las fases, el minuto, no hay diferencia entre las escalas UTC y UT. (Fases de la luna)